Jueves, 19 Abril 2018

AGuzadoS / México simulado I

Carlos Romo Medina

COMO SE OFRECIÓ en la entrega anterior, antes de detallar el fracaso, los abusos y la falta de ética política en la que han incurrido los partidos políticos en México para cumplir con la responsabilidad que han obtenido por medio del voto ciudadano después de prometer hasta lo imposible, es necesario considerar dos nuevos esquemas de control que se han aplicado desde el poder en la mayor parte del llamado mundo occidental.

EN PRIMER LUGAR se encuentra el llamado LIBERALISMO, que es una doctrina que se basa en la defensa de las iniciativas individuales y que busca limitar la intervención del Estado en la vida económica, social y cultural. Se trata de un sistema filosófico y político que promueve las libertades civiles y que se opone al despotismo. La democracia representativa y los principios republicanos se basan en las doctrinas liberales.

AUNQUE SUELE HABLARSE del liberalismo como un todo uniforme, es posible distinguir entre distintos tipos de liberalismo. El liberalismo económico es el más difundido ya que es defendido por las grandes corporaciones y los grupos económicos más fuertes. Se basa en limitar la intromisión estatal en las relaciones comerciales, promulgando la reducción de los impuestos y eliminando las regulaciones.

EL LIBERALISMO ECONÓMICO cree que, al no intervenir el Estado, se garantiza la igualdad de condiciones y se establece un mercado de competencia perfecta. La falta de intervención del Estado, sin embargo, no permite la ayuda social (se cancelan los subsidios, por ejemplo).

EL LIBERALISMO SOCIAL, por su parte, defiende la libertad en las conductas privadas de los individuos y en sus relaciones sociales. La legalización del consumo de drogas está avalada por el liberalismo social.

EL LIBERALISMO POLÍTICO, por último, entrega el poder a los ciudadanos, quienes eligen a sus representantes de manera libre y soberana. Los funcionarios estatales, por lo tanto, son elegidos por el poder popular de la democracia. Cada una de estas doctrinas del liberalismo, por supuesto, cuenta con variantes y defensores más o menos acérrimos de las libertades promovidas.

EN CONTRAPARTE se encuentra el PROTECCIONISMO, que es una doctrina y política económica que establece trabas al ingreso de productos extranjeros a un país. Su finalidad es privilegiar la producción nacional y evitar la competencia foránea. Para proteger los productos de la nación, el proteccionismo establece impuestos o aranceles a la importación. De esta manera, los productos extranjeros son encarecidos al ingresar al país y deben ofrecerse a un precio muy alto para resultar rentables, lo que beneficia a los productos nacionales.

LOS PERIODOS DE GUERRA y crisis económica suelen ser los momentos elegidos por los gobiernos para implantar políticas proteccionistas. Algunos Estados, de todas formas, mantienen el proteccionismo como una política habitual para favorecer a la industria nacional. Es importante subrayar que, en algunas ocasiones, cuando un país toma la decisión de apostar de manera contundente por el proteccionismo tiene como fin no sólo proteger a sus productos nacionales sino también alcanzar la autarquía, es decir, lo que sería la total y absoluta suficiencia de aquel en materia económica.

ASIMISMO ESA LÍNEA económica que se justifica a través de una serie de planteamientos, que dejan patente que apuesta por el país donde se impone. En concreto, aboga por él porque es una manera de poder llevar a cabo el equilibrio de la balanza de pagos, porque es una forma de proteger de forma sólida y contundente a la industria nacional, porque es una medida de protección del dumping y además porque es un método para llevar a la máxima expresión determinadas acciones de seguridad nacional.

TODO ELLO SIN olvidar que los que están a favor del proteccionismo consideran que él ofrece una serie importante de ventajas: fomento de la industrialización nacional, aumento del sentimiento nacionalista, creación de empleo nacional. Los defensores del proteccionismo suelen sostener que el ingreso irrestricto de bienes extranjeros perjudica a la producción local ya que ciertos países tienen ventajas competitivas (por tamaño, tecnología, tipo de cambio, etc.) frente a los productores nacionales, dificultando la competencia. Quienes defienden el libre comercio, en cambio, afirman que el progreso de la economía sólo puede conseguirse a través de un mercado sin ningún tipo de traba. Estas personas confían en la capacidad del mercado para autorregularse y creen que el ingreso de las autoridades estatales distorsiona su funcionamiento normal, generando problemas.

UNA VEZ QUE se han expuesto de manera sucinta los principales aspectos de las diferentes “herramientas” políticas y económicas que ha creado la sociedad para “gobernar”, en el transcurso de la historia política de México de los siglos XIX, XX y XXI, quienes han tenido bajo sus manos el poder han recurrido a experimentar con un “híbrido” de esa figuras pretendiendo, supuestamente, crear una sociedad más justa y ordenada, pero no ha ocurrido porque dichos principios han sido traicionados por conveniencia particular, corrupción, codicia y falta de ética de quienes gobiernan y han gobernado, en connivencia con los intereses extranjeros.

ANTES DE QUE pudiera imaginarse la existencia del PRI, en plena etapa revolucionaria, los constituyentes de 1917 le dieron un matiz de “socialismo” a la Carta Magna. Antes, en 1857, permearon las ideas del viejo liberalismo, pero en ambos casos, sin descuidar los intereses del capitalismo y los conservadores que estaban presentes en su época. El resultado legislativo  de 1917 derivó en un documento de alto contenido social, el cual por cierto fue reconocido y admirado en su época porque traería la estabilidad y el crecimiento al País, cosa que no ocurrió por conveniencia particular, corrupción, codicia y falta de ética de quienes gobernaban, en connivencia con los intereses extranjeros.

Y ASÍ LLEGÓ la creación del PNR, luego PRI, que conservó solamente en el papel los principios de la Constitución de 1917, para lucrar a lo largo de su vida en el poder con los intereses ya citados y bajo el infalible sistema de corrupción. Al tiempo que se creaba el PRI, se fortalecía la izquierda mexicana y poco tiempo después los conservadores fundarían el PAN que al igual que la izquierda se oponían a la forma de gobernar de los priistas. De manera perversa -hay quienes afirman que de forma inteligente- el PRI se apropió de una presunta doctrina revolucionaria bajo el lema de “democracia y justicia social”, y tuvieron que declararse como una partido de “centro”, para contrarrestar a sus adversarios de los extremos del espectro político: la derecha y la izquierda, al tiempo de cuidar ante la ciudadanía el “equilibrio” entre esos extremos.

¿QUÉ FALLÓ? Durante más de siete décadas se presentó en apariencia una etapa de crecimiento económico, industrial, urbano, social; pero fue en términos generales solamente eso: una simulación de desarrollo y progreso que escondía bajo la alfombra la podredumbre del sistema y la corrupción de sus líderes, que finalmente en el año 2000 lo llevaron a la debacle, más no a la derrota. En la siguiente entrega continuaremos analizando a este México simulado.

EN SUS PROPIAS PALABRAS:

ag13mar18a

Yo soy puro y santo en ese aspecto; yo me dedicaré a gobernar exclusivamente y los políticos, los partidos, que hagan lo suyo; yo solamente a lo mío, ni le entiendo a eso. Como actor, llevo cinco campañas, le entiendo perfectamente a cómo es esto, y a aguantar vara. Martín Orozco Sandoval, gobernador de Aguascalientes.

FRASE DEL DÍA:

Ningún pueblo cree en su gobierno. A lo sumo, los pueblos están resignados. Octavio Paz (1914-1998). Premio Nobel, poeta y ensayista mexicano.

EL BISTURÍ. El ajuste de cuentas entre los sucesos y las declaraciones.

Jugar con fuego durante tantos años, sin remedio ha llevado al caduco sistema priista a quemarse en su propia yesca. Las traiciones infligidas tendrían que pagarse algún día, inevitablemente.

COLOFÓN.

Tarde o temprano, la verdad sale a flote.

Twitter: #aguzados     Facebook: Aguzados

AGuzadoSlogo

{ttweet}

logo

Contrata este espacio