Viernes, 20 Abril 2018

Rectifica el Obispo su Discurso Homofóbico y lo Matiza

  • Afirma que la Iglesia “no es juez que condena, es una madre que siempre acoge a sus hijos"

Alfonso Morales Castorena

cleroobispo7jul14

Aguascalientes., Ags., 7 de Julio de 2014. (aguzados.com).-La iglesia no debe asumir una actitud de juez que condena, sino el de una madre que siempre acoge a sus hijos, en alusión a las uniones homosexuales, uno de los temas torales a tratar en el Sínodo Sobre la Familia, que se realizará en la Santa Sede del 5 al 19 de octubre de este año, señaló el obispo José María de la Torre Martín,

Luego de quela semana pasada el Obispo se lanzara en contra de la homosexualidad, este lunes se notó más cauto en sus declaraciones sobre el tema.

El tema se centra dentro del segundo capítulo de los tres que comprende el evento eclesiástico, que trata la crítica situación que la familia enfrenta en la actualidad y que atraviesa por una diversidad de factores, que le atañen en forma directa.

Entre estos sobresalen la debilidad de la figura del padre, la fragmentación familiar debido al divorcio y la separación de los cónyuges, la trata de niños, las drogas, el alcoholismo, la ludopatía, etcétera, dijo el prelado.

A estos se añaden el impacto laboral en la vida familiar, las largas jornadas de trabajo, la inseguridad laboral y a esos factores se suman otros aún más críticos,  la migración, la pobreza, el consumismo, las guerras, el SIDA, la diversidad de culto entre los cónyuges, que deriva en la problemática que enfrentan para educar a sus hijos.

Si a esos factores se agregan las uniones homosexuales, de las que todas las Conferencias Episcopales se dicen contrarias a la introducción de una ley, aunque el documento, en su esencia, señala que para las situaciones difíciles, la iglesia no debe condenar, ni juzgar, sino proteger y orientar, entonces tenemos no una familia resquebrajada, sino una sociedad en franca decadencia, sostuvo Martín de la Torre.

De ahí la importancia del tema inicial a tratar en el Sínodo Episcopal, "Instrumentum laboris", que está dedicado a la comunicación del Evangelio en la Familia y se concentra en dos aspectos fundamentales, el primero que versa sobre las dificultades de comprender el valor de la ley natural, la dimensión matrimonial entre hombre y mujer; y la tutela que los núcleos familiares deberían tener del Estado, sostuvo el jerarca católico.

Mientras que la tercera parte del Sínodo de los Obispos está dedicada a la responsabilidad educativa que señala que la enseñanza de la Iglesia sobre la apertura a la vida por parte de los cónyuges es poco conocida y a menudo considerada como injerencia en la pareja.

El documento destaca la importancia de explicar los métodos de la regulación natural de la fertilidad, dando así mismo una formación a los sacerdotes, que a menudo están poco preparados sobre el particular.

En general, la sugerencia es promover una menta abierta a la vida a través de los esfuerzos de los cristianos, en el fomento de las leyes y las estructuras civiles que apoyen a los niños por nacer.

El anuncio del Evangelio de la familia es parte integrante de la misión de la Iglesia, porque en el tiempo actual la difundida crisis cultural, social y espiritual constituye un desafío para la evangelización de la familia.

De ahí el interés de la Iglesia para reflexionar sobre el camino que ha de seguir con el objeto de comunicar a todos los hombres la verdad del amor conyugal y de la familia, respondiendo así a sus múltiples desafíos, concluyó el prelado aguascalentense al dar por finalizada la conferencia de prensa celebrada en la Casa del Obispado.

{ttweet}

Contactanos

logo

Contrata este espacio