Lunes, 23 Abril 2018

Resultados definitivos del Censo de Alojamientos de Asistencia Social (CAAS)

inegilogoch

Aguascalientes, Ags, 17 de diciembre 2015.- (aguzados.com).- Con el objetivo de producir y difundir Información de Interés Nacional para toda la sociedad, el INEGI realizó el Censo de Alojamientos de Asistencia Social (CAAS), con la colaboración del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) y la Red Nacional de Refugios (RNR).

 

Tuvo como finalidad generar información estadística respecto de las condiciones de vida de la población que reside en alojamientos de asistencia social, en particular sobre los servicios que reciben los beneficiarios y sobre las características sociodemográficas de éstos y los trabajadores.

 

Es la primera vez que se realiza un censo de estas características en el país. El levantamiento de la información se efectuó del 1 al 30 de septiembre de 2015 y se basó en un directorio integrado con la participación de las instituciones antes señaladas.

 

Se censaron 4 701 alojamientos, de los cuales 96.1% tienen residentes y 3.9% están en operación, pero en el momento de la entrevista carecían de población alojada.

 

Clases de alojamiento y su distribución en el territorio nacional

 

Los alojamientos censados con población usuaria ascienden a 4 518, de éstos, cuatro de cada diez alojamientos son centros de rehabilitación para personas con adicciones (39.4%), poco más de una quinta parte son casas hogar para adultos mayores (22.6%) y otra quinta parte son casas hogar para menores (19.5%). Con 27 casos, los albergues para indígenas tienen el menor número.

 

La distribución de los alojamientos por entidad federativa muestra que Baja California, Distrito Federal y Jalisco son las que tienen mayor número: 443, 425 y 395, respectivamente; en tanto que Tabasco, Tlaxcala y Baja California Sur son los estados con la menor cantidad de alojamientos de asistencia social: 22, 34 y 41 alojamientos, en el mismo orden.

 

En cuanto a los elementos de formalidad de estas organizaciones, 92.7% de los alojamientos de asistencia social tienen expedientes de las personas alojadas, 91.1% cuentan con reglamento interno por escrito, 87.1% cuenta con representante legal, y poco más de la mitad dispone de la Clave Única de Inscripción al Registro Federal de las Organizaciones de la Sociedad Civil (CLUNI).

 

De acuerdo con la fuente de sostenimiento, durante el año previo al Censo, 58.3% de los alojamientos recibieron donaciones de particulares y 57.6% obtuvieron recursos mediante el cobro de cuotas a la población usuaria residente o sus familiares. Además, 41.2% recibieron apoyos del gobierno, ya sea del federal, estatal o municipal, y alrededor de 3 de cada 10 obtuvieron apoyos de empresas, fundaciones nacionales o de agrupaciones religiosas, entre otras estrategias de ingreso que implementan los alojamientos para su sostenimiento.

 

El CAAS indagó también por la existencia de once diferentes tipos de espacios e instalaciones con que cuentan los alojamientos de asistencia social; de ello se destaca que 98.9% dispone de cocina, 96.7% tiene comedor y 96.6% cuenta con instalaciones para lavar ropa.

 

Las oficinas, salas de convivencia y áreas verdes constituyen otros espacios que la mayoría de los alojamientos tienen con niveles que están entre 80% y 90% de los casos.

 

En cuanto a los servicios que ofrecen los alojamientos a sus usuarios residentes, el principal es el de alimentos con 98.1%. El servicio médico se ofrece en 86.3% de los alojamientos, y las terapias o pláticas grupales en un 81.1 por ciento.

 

Casi 8 de cada 10 alojamientos desarrollan actividades recreativas y brindan orientación religiosa y medicamentos, mientras que solo siete de ellos dan apoyo psicológico, por mencionar algunos de los servicios.

 

Población residente

 

Se reportan 118 904 usuarios distribuidos en cada una de las clases de alojamientos; de éstos, 64% son hombres y 36%, mujeres. El mayor número de usuarios, 47 458, se concentra en los centros de rehabilitación de adicciones, cuyo promedio resulta de 26.6 usuarios y usuarias por centro. En tanto que los albergues para indígenas son los centros con el menor número de usuarios y usuarias, reportando 713 residentes en el momento de la entrevista, con un promedio de 26.4 personas por albergue.

 

Cabe destacar que los hospitales psiquiátricos tienen el mayor promedio de usuarias y usuarios residentes por hospital, con 55.7 personas. Por su parte, los refugios para mujeres y sus hijas e hijos en situación de violencia reportan un promedio de 17.7 usuarias por refugio.

 

Para la población entre 3 y 29 años de edad se preguntó si asistían a la escuela, de lo que se obtiene lo siguiente: las niñas y niños tienen niveles de asistencia escolar altos, pues en el grupo de 3 a 5 años es de 73% y entre los de 6 a 12 años es de 92.3%; en cambio, entre los adolescentes de 13 a 17 años baja la proporción de asistencia, a 62.7 por ciento.

 

Asimismo el nivel de escolaridad de la población usuaria residente de 15 y más años de edad muestra que la mayoría, 57.9%, cuenta con al menos un grado de educación básica; mientras que los que tienen algún grado de media superior, suman 13.7 por ciento.

 

El promedio de escolaridad de la población usuaria residente de 15 y más años de edad es de 7.3 años, lo que la ubica en el primer grado de secundaria.

 

Población trabajadora

 

En cuanto a los trabajadores y trabajadoras de los centros de asistencia social censados, se obtuvo la información de 55 455 personas; de éstos, 64.7% son mujeres y 35.3%, hombres; se indagó sobre las competencias laborales que poseen, nivel de escolaridad, condición de habla de lengua indígena y/o extranjera, categoría ocupacional y la condición de residencia dentro de las instalaciones del centro.

 

Las casas hogar para adultos mayores emplean a 14 582 trabajadores y trabajadoras; ello equivale a un promedio de 14.3 personas por casa hogar. Por su parte, los albergues para indígenas, migrantes y mujeres reportan las cifras más bajas, al emplear entre todos ellos a 1 615 personas y tener menos de 10 ocupados en cada alojamiento, en promedio.

 

En cuanto a la escolaridad de la población trabajadora en alojamientos de asistencia social 21.8% tiene algún grado en educación media superior y 43.3% en estudios de nivel superior. El promedio de escolaridad entre la población de 15 y más años de edad es de 12.1 años; lo que la ubica con preparatoria completa, como promedio.

 

Población voluntaria

 

En los centros de alojamiento social se registraron, en agosto de 2015, 31 060 personas que prestan sus servicios sin obtener una remuneración económica. La mayoría de éstas se concentran en los centros de rehabilitación de adicciones, donde se censaron a 9 406 voluntarios; en contraparte, los albergues para indígenas cuentan únicamente con 58 voluntarios.

 

Sin embargo, la clase de alojamiento que tiene un promedio más alto de voluntarias y voluntarios es el albergue para personas en situación de calle, con 9 personas por centro.

 

{ttweet}

Contactanos

logo

Contrata este espacio