Sábado, 21 Abril 2018

Cuaresma 2015 ¿Tiempo de guardar? VII

  • Viernes Santo el día central de las celebraciones religiosas en el mundo católico

Alfonso Morales Castorena

viernessanto1

Aguascalientes, Ags., 3 de abril de 2015.- (aguzados.com).- En la religión católica y siguiendo una antiquísima tradición el Viernes Santo se conmemora la Pasión y Muerte del Señor, en ese día no se celebra la Eucaristía y se adora la Cruz, en lugar del primero de esos ritos, al filo de la media tarde del día, entre las tres y las cinco, lapso en el que la historia bíblica ha centrado su muerte, se realiza la Liturgia de la Pasión del Señor.

Además dos documentos de venerable antigüedad – Traditio Apostólica y Didaskalia Apostolorum – ofrecen testimonio de la práctica común entre los cristianos del gran ayuno del Viernes y el Sábado Santos, previos a la Vigilia Pascual, en el los ritos se engalanan –por decirlo así – del color rojo púrpura, que simboliza la sangre derramada del Hijo de Dios en su suplicio y posterior sacrificio.

Pero si nos remontamos al pasado, habrá que esperar hasta finales del siglo IV D.C., para encontrar, sobre todo en Jerusalén, las primeras celebraciones litúrgicas de la pasión del Señor.

Los historiadores y eruditos en la materia explican que se trataba de una jornada dedicada íntegramente a la oración itinerante, donde los fieles acudían al cenáculo, en el que se veneraba la columna de la flagelación y al Gólgota, donde el obispo celebrante presentaba el madero de la cruz y en cada estación del viacrucis se leían profecías y evangelios de la Pasión del Señor, se cantaban salmos y se recitaban oraciones.

Para algunos estudiosos del tema, la teología del Viernes Santo es particularmente rica en sus celebraciones; durante este día la iglesia conmemora la Pasión de su señor y esposo, adora su cruz, recuerda su nacimiento del costado de Cristo y por la plegaria universal interecede por la salvación del mundo.

Es, para estos mismos, un día de esperanza y confianza en Dios en medio del dolor, los sufrimientos de Cristo atraen la benevolencia del Padre al universo, la Cruz es para ello símbolo del patíbulo y la ignominia, pero es adorada, ese instrumento de la humillación se ha convertido ahora en el término de la gloria.

Hoy, el cristiano se encuentra de modo especial con la Cruz, así recuerda que para ser fiel discípulo del Maestro, deberá tomar su cruz de cada día y que sólo ella es la respuesta las ansias de salvación y liberación de una humanidad que gime bajo el peso de sus pecados.

viernessanto4

En el Viernes Santo se reza el viacrucis, que consiste en una serie de estaciones que recuerdan el camino que recorrió Jesús rumbo al calvario, deteniéndose a meditar en cada estación.

Para la iglesia católica y sus fieles es el día más triste de la Cuaresma, porque hoy muere el Señor, al filo de las tres de la tarde, luego de abandonarse a su destino y lanzar al aire su frase: “Padre, en tus manos encomiendo mí espíritu”, tras solicitarle que perdone a sus verdugos “porque no saben lo que hacen”.

Judas Iscariote, desesperado, no supo volver con la Virgen María, Madre de Jesús, a pedir perdón por su traición y decide ahorcarse al conocer que los judíos prefirieron que Pilatos liberara a Barrabás y condenara a muerte por crucifixión a su Maestro y que lo azotaran en público.

La Virgen María impotente para salvar al Hijo de Dios, solo atestigua la azotaina que sufre el Salvador del Mundo y observa cómo se la abre la piel a pedazos por la acción del infame castigo con el látigo.

Después los judíos le colocan una corona de espinas y se burlan de Él, luego Jesús recorre las tortuosas calles de Jerusalén con la pesada cruz a cuestas, en cuya caminata es auxiliado por Simón el Sirineo y alrededor de las doce del día, es crucificado.

Antes de exhalar su último suspiro, nos dio a su Madre como Madre Nuestra y hacía las tres de la tarde dejaría de existir, entregando su espíritu al Padre y para certificar su muerte, todavía un guardia le traspaso su cuerpo con una lanza.

Por la noche, entre José de Arimatea y Nicodemo lo desclavan y dejan su cuerpo en manos de su madre la Virgen María y seguida de varios de sus discípulos le dan cristiana sepultura y ahí permanecen en vigilia por el resto de las horas.

viernessanto5

Este pasaje bíblico se recuerda cada año bajo el lema de la Pasión y Muerte de Cristo en diferentes partes del mundo, algunas de ellas no exenta de fanatismo religioso y otras apenas si con dejos de la violencia desatada en contra del Señor en aquellos años, las más con esbozos de la tortura a la que fue sometido, hasta quedar atados –no clavados- en grueso madero de cruz, pero nada más.

En cambio, para la mayoría de los creyentes católicos, el cumplir con una pequeña parte de esas celebraciones de su fe, es cumplir con la profesión de la misma, porque en la actualidad se inclinan más por la diversión que les depara este receso en su rutina diaria de trabajo, orquestada, promovida y alentada por los genios de la mercadotecnia para sacar raja económica de la temporada de Cuaresma, sin que los altos jerarcas de la iglesia tengan a la mano el antídoto para que –como en antaño –sea una época de guardar, ya sea en retiros espirituales, jornadas de vida cristiana o ejercicios de arrepentimiento mundano, como lo señalara el obispo diocesano, José María de la Torre Martín.

{ttweet}

Contactanos

logo

Contrata este espacio