Sábado, 21 Abril 2018

Ambiente privilegiado del encuentro en la gratuidad del amor: la familia: Iglesia Católica

  • Se prepara la XLIX Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales: Carlos Alberto Alvarado

obispo18Aguascalientes, Ags., 18 de mayo de 2015.- (aguzados.com).- Las grandes virtudes y valores de la familia cristiana hoy son muy necesarias y urgentes, aseguró en mensaje grabado el obispo de la Diócesis José María de la Torre Martín, impedido por enfermedad de presidir su acostumbrada reunión con los medios informativos, en referencia al texto eclesiástico emitido por el Papa Francisco sobre el tema, comunicar la familia, un ambiente privilegiado del encuentro con la gratuidad del amor.

En su mensaje grabado, Martín de la Torre, expuso que el tema de la familia está en el centro de una profunda reflexión eclesial y de un proceso sinodal que prevé dos eventos de esta naturaleza, uno de ellos de manera extraordinaria que ya fue celebrado y el otro, que tendrá lugar en forma ordinaria el próximo mes de octubre de este año.

El obispo señaló que en este contexto he considerado oportuno que el tema de la próxima Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, tuviera como punto de referencia la familia, porque es ahí, en la familia, el primer lugar donde aprendemos a comunicarnos y volver a este momento originario, nos puede ayudar tanto a comunicar de modo más auténtico y humano, como a observar a la familia desde un nuevo punto de vista.

Dijo que el seno materno que nos acoge es la primera escuela de comunicación, hecha de escucha y de contacto corpóreo, donde comenzamos a familiarizarnos con el mundo externo en un ambiente protegido y con el sonido tranquilizador del palpitar del corazón de mamá.

Este encuentro entre dos seres, a la vez tan íntimo, aunque todavía tan extraños uno del otro, es un encuentro lleno de promesas, es nuestra primera experiencia de comunicación y a la vez, nos acomuna a todos, porque todos nosotros hemos nacido de una madre.

Después de llegar al mundo, continuó Martín de la Torre, permanecemos en un seno que es la familia, un seno hecho de personas diversas con relación entre sí, la familia; ahí es el lugar donde se aprende a convivir en la diferencia, tanto de géneros como de generaciones, que comunican antes que nada porque se acogen mutuamente, porque entre ellos existe un vínculo y cuanto más amplio es el abanico de estas relaciones y más diversas son las edades, más rico es nuestro ambiente de vida.

Es el vínculo el que fundamenta la palabra y que a su vez lo fortalece, nosotros no inventamos las palabras; las podemos usar porque las hemos recibido, en la familia se aprende a hablar la lengua materna, es decir la lengua de nuestros antepasados, en la familia se percibe que otros nos han precedido y nos han puesto en condiciones de existir y de poder, también nosotros, generar vida y hacer algo bueno y hermoso, podemos dar porque hemos recibido y este círculo virtuoso está en el corazón y la capacidad de la familia, de comunicarse y de comunicar, y, más en general, es el paradigma de toda comunicación.

La familia más hermosa, protagonista y no problema, es la que sabe comunicar, partiendo del testimonio, la belleza y la riqueza de la relación entre hombre y mujer, y entre padres e hijos, no luchamos por defender el pasado, sino que trabajamos con paciencia y confianza, en todos los ambientes que vivimos cotidianamente, para construir el futuro, agregó el titular de la Diócesis.

Martín de la Torre concluyó su mensaje señalando que al no poder estar presente en la Casa del Obispado, impedido por su enfermedad, por conducto del vocero oficial diocesano, Carlos Alberto Alvarado Quezada, envió una felicitación especial a todos los representantes de los medios de comunicación en general, a quienes aseguró tiene presentes en sus oraciones.

Por parte Alvarado Quezada al hacer uso de la palabra, al continuar con el tema, expuso que la iglesia católica se ha visto obligada a celebrar oficios religiosos especiales para sordomudos, ante la problemática actual que se vive en el mundo por el avance de la ciencia en ese apartado de las ciencias.

Lamentó que el desmedido uso de los aparatos de sonido a todo volumen, el incremento de decibeles en antros, tugurios, centros nocturnos o de uso doméstico, automotriz y de todo tipo, ha afectado sobremanera el sentido del oído a tal grado que muchos jóvenes ya acusan los efectos de ese abuso y prácticamente “están sordos”, dijo.

Por ello, agregó, se ofician misas especiales para ese nuevo mundo de creyentes en los templos de El Refugio, El Encino, Guadalupe y en los edificios religiosos de los municipios de Calvillo y Jesús María y en la actualidad “varios de nosotros estamos estudiante el lenguaje de los sordomudos para estar en condiciones de atenderlos en todos los aspectos de su vida religiosa”, concluyó Alvarado Quezada.

{ttweet}

Contactanos

logo

Contrata este espacio