Jueves, 19 Abril 2018

El Partido del Trabajo, los Duarte, Odebrecht, en la lista de perdones de AMLO: FHA

  • Su lista de perdonados más larga que el rosario, aseguró
  • La ley debe aplicarse a todos, sin distingos, señaló

Ciudad de México.- 4 de abril de 2018.- (aguzados.com).- Además del (Partido del Trabajo (PT), en la lista de perdones de López Obrador pueden aparecer Javier Duarte, a quien se ha señalado de apoyar a Morena; César Duarte, acusado de desviar recursos del estado a la campaña del PRI; Odebrect, empresa que supuestamente financió la campaña del PRI en 2012.

Así lo afirmó el coordinador de los senadores panistas Fernando Herrera Ávila al comentar el anuncio de López Obrador de impedir la investigación al PT por el desvío de 100 millones de pesos. “En fin, su lista de perdones parece más larga que el rosario”, ironizó.

El senador aguascalentense afirmó que además el pacto de impunidad con el gobierno, el candidato presidencial de Morena empieza por perdonar los pecados que cometen los de casa.

La PGR  indaga una acusación en contra de María Guadalupe Rodríguez, esposa del dirigente nacional del PT, Alberto Anaya y de Héctor Quiroz, ex líder del partido en Aguascalientes, por el presunto desfalco de 100 millones de pesos cuyo destino eran para Centros de Desarrollo Infantil (Cendis).

Herrera Ávila consideró que la PGR debería dar cuenta del grado de avance de esta investigación y no actuar como tapadera, como lo ha hecho con la Casa Blanca, Odebrecht, el socavón, la estafa maestra y los desvíos millonarios de Rosario Robles y José Antonio Meade en Sedesol, entre muchos otros.

Se trata de recursos públicos. NI el PT, ni Morena, ni López Obrador deben estar exentos de la aplicación estricta de la ley, añadió.

Puntualizó que es inadmisible, a López Obrador le debería dar vergüenza estar defendiendo hechos de corrupción como los señalados en contra del Partido del Trabajo.

Herrera Ávila destacó que el discurso del dirigente de Morena ha llegado a niveles tan desproporcionados como preocupantes; de mandar al diablo a las instituciones ahora pretende erigirse en juez inapelable.

Aseguró que el principal enemigo de López Obrador es él mismo, es su incongruencia, su actitud cambiante y su inclinada vocación por el desconocimiento de los compromisos adquiridos.

Todo mundo sabe a qué atenerse cuando por un lado promete amnistía anticipada a los integrantes del gobierno en turno, pone oídos sordos a los actuales problemas de corrupción, ofrece perdón y olvido a los narcos y por el otro dice estar dispuesto a acabar con este mal.

Pero, aclaró, sí lo distingue un denominador común que es la obsesión por el poder, la añoranza por el regreso a un México que ya no existe, donde un solo hombre decidía qué hacer y cómo, y para eso echa mano de la demagogia.

En eso López Obrador no ha cambiado un ápice. Recordó que el dirigente de Morena lleva 20 años en campaña y todavía cree que es suficiente que llegue un iluminado como él para terminar con la corrupción, cuando se ha rodeado de personajes corruptos como René Bejarano, Gustavo Ponce y Eva Cadena.

{ttweet}

Contactanos

logo

Contrata este espacio