Jueves, 26 Abril 2018

La Sensación de Inseguridad en Urbes de más de 100 mil Habitantes fue del 67 % en Septiembre: INEGI

Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana

Cifras correspondientes a septiembre de 2014

inegi7oct14Aguascalientes, Ags, 7 de octubre 2014.- (aguzados.com).- Con el propósito de proporcionar una medición amplia e integral del tema de la percepción sobre la seguridad pública, el INEGI diseñó la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), la cual cuenta con una periodicidad trimestral e incluye conceptos relevantes en el tema, tales como:

Sensación de inseguridad por temor al delito (percepción)

Expectativa social sobre la tendencia del delito

Atestiguación de conductas delictivas o antisociales

Cambio de rutinas por temor a ser víctima del delito

Percepción del desempeño de la policía como autoridad de seguridad pública

Los dos primeros levantamientos se realizaron en los meses de septiembre y diciembre de 2013, mientras que en 2014 se han realizado levantamientos en los meses de marzo, junio y septiembre. Los resultados del quinto levantamiento, realizado el pasado mes de septiembre, se presentan a continuación.

Sensación de inseguridad por temor al delito (percepción)

Para el mes de septiembre de 2014, 67.0% de la población de 18 años y más que reside en las capitales de los estados o ciudades seleccionadas de 100,000 habitantes y más, denominadas ciudades objeto de estudio, consideró que, en términos de delincuencia, vivir en su ciudad es inseguro, lo cual en comparación con el mismo mes de 2013, en el que esta percepción fue de 68.0%, implica una disminución de un punto porcentual.

La sensación de inseguridad por temor al delito y las expectativas que tiene la población respecto a la seguridad pública se generan por diversos elementos, como la atestiguación de conductas delictivas y antisociales que ocurren en el entorno de la población. Asimismo, el temor al delito puede afectar las rutinas de la población y la percepción que se tiene sobre el desempeño de la policía.

Expectativa social sobre la seguridad pública

Durante el pasado mes de septiembre de 2014, 21.3% de la población de 18 años y más que reside en las ciudades objeto de estudio, consideró que en los próximos 12 meses la situación de la delincuencia en su ciudad seguiría igual de bien y 14.7% que mejoraría; mientras que 36.1% consideró que seguiría igual de mal y 27.4% que empeoraría. Al considerar los resultados obtenidos en septiembre de 2013, se observa que es mayor la proporción de población que considera que la situación de la delincuencia “seguirá igual de mal” o que “empeorará”, y en particular este último tuvo un incremento de 3.4 puntos porcentuales. Asimismo, hay una disminución en la expectativa de “mejora” de la seguridad pública de 4.1 puntos porcentuales con respecto a septiembre de 2013. No obstante, ha habido un incremento de 2.9 puntos porcentuales en la población que considera que la situación seguirá igual de bien.

Atestiguación de conductas delictivas o antisociales

Para el pasado mes de septiembre de 2014 las tres conductas delictivas o antisociales de mayor frecuencia que la población de 18 años y más que reside en las ciudades objeto de estudio, ha escuchado o ha visto en los alrededores de su vivienda en los últimos tres meses fueron el consumo de alcohol en las calles (72.0%), robos o asaltos (66.3%) y vandalismo (57.2%). Las de menor frecuencia fueron, venta o consumo de drogas (38.3%), bandas violentas o pandillerismo (33.9%) y disparos frecuentes con armas (23.7%).

Respecto a los resultados obtenidos en el primer levantamiento realizado en septiembre de 2013, las mayores diferencias pueden observarse en los referentes a la “venta o consumo de drogas”, y “disparos frecuentes con armas”. En el primer caso, en el tercer trimestre de 2014 hubo una disminución de 4.7 puntos porcentuales respecto del mismo período de 2013; mientras que en el caso de disparos frecuentes con armas, en el tercer trimestre de 2014 se presentaron 3.4 puntos porcentuales menos en comparación con el mismo período de 2013.

Cambio de rutinas

En septiembre del presente año, el 66.6% de la población de 18 años y más que reside en las ciudades objeto de estudio manifestó que en los últimos tres meses, por temor a sufrir algún delito modificó sus hábitos respecto a “llevar cosas de valor como joyas, dinero o tarjetas de crédito”; mientras que 61.2% señaló que modificó sus hábitos respecto a “permitir que salgan de su vivienda sus hijos menores”; 51.1% cambió rutinas de “caminar por los alrededores de su vivienda después de las ocho de la noche”; y 32.7% cambió rutinas relativas a “visitar parientes o amigos”.

Se observa que en el tercer trimestre de 2014 el principal incremento respecto del mismo período de 2013 se encuentra en el caso de la población que por temor a sufrir algún delito cambió sus hábitos sobre “permitir que salgan de su vivienda sus hijos menores”, con 12.7 puntos porcentuales, con lo cual se ubica ya como el segundo de mayor frecuencia. Mientras que se presenta una disminución en los cambios de rutinas en cuanto a “visitar a parientes o amigos”, de 2.6 puntos porcentuales menos respecto del mismo período de 2013.

Percepción del desempeño de las policías estatales y municipales para prevenir y combatir la delincuencia

En septiembre de este año, 33.8% de la población de 18 años y más que reside en las ciudades objeto de estudio manifestó que percibió el desempeño de la policía como “muy o algo efectivo”, mientras que 66.0% consideró este desempeño como “poco o nada efectivo” en sus labores relativas a la prevención y combate a la delincuencia. Se puede observar que es mayor la proporción de población que considera que el desempeño de los policías estatales y municipales para prevenir y combatir la delincuencia es “poco o nada efectivo”, manteniéndose en el mismo nivel de percepción en comparación con septiembre de 2013. En cambio, hay un aumento en la percepción del desempeño de los policías estatales o municipales como “muy o algo efectivo” de un punto porcentual respecto de septiembre de 2013.

Aspectos Metodológicos

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) se lleva a cabo durante los primeros veinte días del último mes de cada trimestre en una muestra de 2,336 viviendas urbanas distribuidas en todas las entidades federativas del país. El entrevistado, que debe contar al menos con 18 años de edad, es seleccionado aleatoriamente. Su esquema de muestreo es probabilístico, trietápico, estratificado y por conglomerados; tiene como última unidad de selección las viviendas particulares y como unidad de observación a las personas.

La ENSU se aplica en 32 ciudades del país que comprenden las capitales de 25 estados, 6 ciudades seleccionadas de 100, 000 habitantes y más de los seis estados restantes (Tijuana, Baja California; León, Guanajuato; Acapulco, Guerrero; Cancún, Quintana Roo; Tampico, Tamaulipas y Veracruz, Veracruz) y el Distrito Federal.

El tamaño de la muestra mencionado anteriormente garantiza un nivel de confianza en los resultados del 95%, con errores relativos acotados al 15%, considerando una tasa de no respuesta del 15%.

La información que se capta con esta encuesta permite tener un panorama amplio de elementos sobre la seguridad pública. Dos de ellos se refieren a la percepción de la seguridad en términos del temor a la delincuencia; otro se enfoca en el conocimiento de conductas delictivas o antisociales; el cuarto elemento se centra en el cambio de rutinas por temor a ser víctima del delito; y el quinto muestra la percepción sobre el desempeño de las policías locales.

Las cifras aquí mencionadas podrán ser consultadas en la página http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/encuestas/hogares/regulares/ensu/default.aspx del Instituto en Internet.

{ttweet}

Contactanos

logo

Contrata este espacio