Jueves, 26 Abril 2018

Los políticos ya no deben seguir engañando a la sociedad: José María de la Torre

  • El pueblo está cansado lastimado vejado por su corrupción cinismo hipocresía dijo
  • La élite que han conformado debe dejar de ser fuente de su enriquecimiento añadió

Alfonso Morales Castorena

chemaAguascalientes, Ags., 26 de enero de 2015.- (aguzados.com).- Los partidos políticos deben de presentar a candidatos leales a la sociedad, moralmente honestos, deben entender que el pueblo está lastimado, cansado, humillado por el desaseo inmoral en el que se han desempeñado aquellos que lo han representado durante muchos años, no es posible que en cada proceso electoral, como el que se avecina, siga imperando el engaño, el dolo, el cinismo, la hipocresía de quienes deben estar al servicio de la ciudadanía, dijo enfático el obispo de la Diócesis, José María de la Torre Martín.

Se refirió así al desarrollo de los próximos comicios intermedios federales 2015 que culminarán el 7 de junio, en el que cada ente político debe conducirse con la lealtad que pregonan en sus principios ideológicos, si es que acaso desean recuperar la confianza y credibilidad de la ciudadanía, dijo.

Señaló que en la actualidad se requieren políticos humildes, sensibles a las necesidades del pueblo, que busquen el bien común y no solo su beneficio personal, que hablen con la verdad, por muy dura que ésta sea, porque así lo dijo Cristo y nos dejó esa herencia, la verdad os hará libres, precisó.

En la actualidad, añadió De la Torre Martín, el político ha perdido toda sensibilidad y no se conduele del dolor de sus semejantes, tampoco del de sus representados y para ejemplo tenemos el caso de Ayotzinapa, que a cuatro meses de la desaparición de 43 estudiantes, sus padres viven con la angustia, la zozobra, la incertidumbre de no conocer su destino final, pero ni así se conmueven los políticos para hablarles con la verdad y devolverles un poco de confianza.

Luego se refirió, en la misma conferencia de prensa que presidió en la Casa del Obispado, a los elevados sueldos que se asignan los políticos y al respecto asentó que se les olvida que deben tener un salario austero, módico, que satisfaga sus necesidades personales y familiares y no que vayan en busca del voto para ingresar a la élite de los depredadores económicos.

A pregunta concreta sobre el tema, afirmó que en el caso particular de la iglesia, todos los obispos en México tienen un sueldo de ocho mil pesos mensuales, en tanto que los sacerdotes, perciben seis mil, pero que sus salarios no tienen comparación en la vida civil por la diversidad de servicios que ofrecen, unos son puramente religiosos y los otros son de una variada índole, empresarial, social, laboral, material, entre algunos, puntualizó.

Enseguida y en un nuevo tema, Martín de la Torre envió una felicitación efusiva a los representantes de los medios informativos de la entidad en ocasión de celebrarse su día el próximo  31 de enero, en la advocación de San Francisco de Sales.

El obispo precisó que los acontecimientos eclesiales no son ciertamente más complejos que los políticos o económicos, pero tienen una característica de fondo peculiar, responden a una lógica que no es principalmente la de las categorías mundanas y precisamente por eso, no son fáciles de interpretar y comunicar a un público amplio y diversificado.

En efecto, añadió, aunque es ciertamente una institución también humana, histórica, con todo lo que ello comporta, la iglesia no es de naturaleza política, sino esencialmente espiritual, es el Pueblo de Dios.

El Santo Pueblo de Dios que camina hacia el encuentro con Jesucristo, únicamente desde esta perspectiva se puede dar plenamente razón de lo que hace la iglesia católica y es importante tener debidamente en cuenta este horizonte interpretativo, esa hermenéutica, para enfocar el corazón de los acontecimientos a la vida de la iglesia.

El papel de los medios de comunicación ha ido creciendo cada más en los últimos tiempos, hasta el punto de que se ha hecho imprescindible para relatar al mundo los acontecimientos de la historia contemporánea.

Expresamos pues, dijo para concluir la rueda de prensa, un agradecimiento especial a todos los periodistas en general y a su competente servicio durante sus días de trabajo, llevando la noticia al hombre sobre el acontecer de la iglesia, mil felicidades a todos ustedes.

{ttweet}

Contactanos

logo

Contrata este espacio